Lamentablemente, el alojamiento que contratemos con nuestro dominio va a tener que enfrentarse a muchas amenazas. Internet es un mundo muy inseguro, a pesar de lo que os digan, por lo que es usual el ataque a páginas web de diferentes modos. En el artículo de hoy, os enseñamos los 5 problemas a los que se va a enfrentar vuestro hosting.

Malware

El malware es aquel software malicioso o dañino que tiene por fin provocar un colapso o dañar un sistema concreto. Esta amenaza es la más común y varía según el objetivo que se tenga, pudiendo ser un teléfono móvil, un ordenador particular o una página web. Es un término muy general, ya que engloba a los gusanos, troyanos, etc.

A continuación, os enseñamos cuáles son las 5 amenazas más comunes.

DDoS

Los ataques DDoS consisten en el envió de muchísimas solicitudes de acceso a una página web (un servidor), haciendo que el servidor de ésta se colapse y no pueda dar acceso a todas ellas. Lo que se provoca aquí es que la web se caiga y nadie pueda entrar, consiguiendo que el público de esa web acuda a la de la competencia.

Key Loggers

Es un malware que tiene por fin la usurpación de identidad, la obtención de información privilegiada, etc. Los Key Loggers son un malware que rastrea lo que escribimos, registrando contraseñas, información o nombres de usuario, incluyendo datos financieros, los cuales pueden ser tarjetas o cuentas bancarias, incluso accesos a panel de control de bancos.

Backdoor

También denominada puerta trasera, sirve para evadir los procedimientos de autenticación, consiguiendo el acceso por otro lado, de ahí que se llame puerta trasera. Su objetivo primordial está en conseguir acceder a información privilegiada, pudiendo eliminarla, modificarla o enviar datos confidenciales. Este malware nos puede hacer muchísimo daño.

Phising

Su nombre hace referencia a la pesca, ya que su finalidad es pescar datos o, mejor dicho, pescar a usuarios. El método más habitual en el phising es el envío de correos a usuarios en los que suplantan la identidad de una web, pidiéndoles que cambien la contraseña o sus datos de acceso. Los usuarios hacen clic en el enlace del email, cambian la contraseña y no saben que están dando sus datos de acceso a otra persona.

Código malicioso

Se basa en un script de web que se ha diseñado para vulnerar un sistema, creando una puerta trasera o backdoor. Esta puerta trasera es la misma de la que hemos hablado antes, la misma que posibilita el robo de datos, infracciones de seguridad o daños en los sistemas informáticos.

Artículos sugeridos: